Se dispara el precio de Procesadores Intel debido a problemas técnicos

intel

Intel ha topado con problemas con el proceso de 14nm, hecho que ha provocado un incremento en sus precios

El proceso de 14 nm se ha convertido en una pieza fundamental para el gigante Intel. Desde que debutaron sus procesadores Broadwell hace unos 4 años, allá por 2014, el gigante del chip lo ha seguido manteniendo como pieza central en su catálogo de productos, tanto para el cliente general como para la computación de alto rendimiento (también llamada HEDT por sus siglas en inglés ‘High-End-DeskTop’) así como para el mercado profesional (línea Xeon).

Esto significa que casi la totalidad de los procesadores Intel se fabrican bajo el proceso de 14 nm en sus diferentes interacciones (14nm estándar, 14nm+ y 14nm++), pero también sus últimos chipsets. Centrar toda la carga productiva bajo un único proceso puede tener consecuencias negativas si la demanda es alta y la capacidad de producción no puede adaptarse para aguantar el tirón, una realidad que ya ha empezado a castigar a los de Santa Clara y que, en consecuencia, están sufriendo los consumidores.

Procesadores más caros y lanzamientos sobre el papel

Como anticipamos el uso del proceso de 14nm en casi toda su gama de productos y la alta demanda de sus principales productos de consumo ha dejado a Intel en un callejón sin salida. El salto al proceso de 10nm no logrará completarse hasta mediados o incluso finales de 2019, y este gigante del chip no puede ampliar a corto plazo sus líneas de producción para mejorar la salida de estos chips en 14nm.

Todo esto ha traído consigo dos consecuencias clave: los precios se han empezado a disparar de forma notable, y los Core 9000 han tenido que ser anunciados con excesiva antelación en un claro lanzamiento sobre papel, cuyo objetivo no es otro que desviar la atención y el interés que han generado los Ryzen serie 2000 de AMD.

Para tener una visión clara de la subida de precios que han experimentado los procesadores Intel basta con repasar los precios desde julio hasta el momento actual (apenas 3 meses).

No es para nada sorprendente que el procesador más afectado por la subida de precios haya sido el Core i5 8400, al fin y al cabo es uno de los más populares dentro del catálogo actual de Intel.

Que no cunda el pánico, la alternativa es Ryzen de AMD

Hace poco más de dos años el mercado de los procesadores de consumo general, HEDT y el sector profesional estaba en una situación complicada por la “ausencia” de AMD.

La serie de procesadores FX ya no podía competir con Intel y los de Santa Clara podían hacer y deshacer a su antojo.

La llegada de la arquitectura Zen y su excelente valor calidad-precio ha convertido a los procesadores Ryzen en procesadores muy competitivos que pueden plantar cara sin problemas a los Core de Intel.

La primera generación de procesadores Ryzen están fabricados en proceso de 14 nm, suman hasta ocho núcleos y dieciséis hilos y se pueden encontrar a precios muy atractivos.

AMD no parece tener problemas de suministro. Los precios de sus procesadores se mantienen en niveles muy buenos, tanto que por poco más de lo que cuesta el Core i5 8400 de seis núcleos podemos ir a por un Ryzen 7 1700 que suma ocho núcleos y dieciséis hilos.

Intel ha confirmado que está trabajando para poder hacer frente a la demanda de sus soluciones fabricadas en proceso de 14 nm. No lo tiene nada fácil, ya que además de mejorar el suministro de sus Core serie 8000 debe hacer frente al lanzamiento de los Core 9000, una generación que en teoría debería llegar entre los meses de octubre y noviembre.

¿Necesitas saber más?

Puedes dirigirte a nuestra tienda informática en Sant Cugat del Vallès siguiendo el siguiente enlace